[General ] 27 Octubre, 2006 13:03
Abrazo Volviendo a los ingredientes fundamentales del amor, nos topamos con el contacto físico; el tan conocido apapacho que puede darse y recibirse de distintas formas.

Para mí el contacto físico comienza con el contacto visual, mirando a la gente a los ojos es como nos damos cuenta si tenemos o no carta abierta para seguir adelante con el apapacho.

Se ha manejado en diferentes ocasiones que los ojos son el espejo del alma y por esa misma razón son la llave para entrar al alma.

Cuando la mirada es devuelta y nos damos cuenta de que hay receptividad, es cuando podemos comenzar a acercarnos, un roce accidental y luego otro provocado, un contacto piel a piel, mano a mano, rostro a rostro, un decir con las manos el cariño que sentimos.

Una pareja de enamorados se toma de las manos, se miran de frente, se acarician la cara, transmiten amor y calor humano a través del contacto físico y después viene mi parte favorita: “los abrazos”.

Abrazar, rodear con los brazos al otro, decirle en el cuerpo a cuerpo que estás ahí, que es una persona importante en tu vida, que eres su protector, su amigo, su apoyo y muchas cosas más, pueden comunicarse en un abrazo.

Hay varias clases de abrazo, no es igual el que nos dan mamá y papá que el que damos a los hermanos, amigos amantes, y ¿por qué no? a las mascotas…

El abrazo es una muestra de solidaridad, nos permite proteger y ser protegidos, y algo más que es verdaderamente sensacional: quien abraza recibe por lo general un abrazo como respuesta. ¡Qué gran muestra de amor y reciprocidad!

No imagino qué puede haber más gratificante y con una recompensa más inmediata que dar o recibir un abrazo, es la culminación del contacto físico, la manifestación más perfecta y completa del cariño.

Yo los invito a que vayamos por la vida dejando huella, dando abrazos, dando amor, y así poco a poco seremos capaces de ir haciendo más amable (digno de ser amado) este mundo en el que nos ha tocado vivir.

Un abrazo grande y fuerte a quien pasee su mirada por estas líneas.

[General ] 12 Octubre, 2006 11:44
Beso Hay un ingrediente fundamental del amor, bueno, en realidad creo que son varios, pero hoy en especial quisiera hablar de los besos.

La primera vez que mi novio me besó fue una sensación indescriptible, sus labios apenas rozaron los míos, pero me invadió una sensación de plenitud, de alegría, de felicidad, casi me salieron alas y me fui en volandas.

Hoy leí que un beso es un secreto que se cuenta a la boca en vez de al oído y creo que hay algo de eso que es cierto, de la misma manera,puedo decir que pocas veces he transmitido mis secretos de esa forma.

Los besos son un regalo, no los que se dan por compromiso, esos la verdad no me gustan, se me hacen vacíos, pero en un beso puede entregarse el corazón.

Besos famosos hay muchos, y ahora mismo se me viene a la mente el beso con el que Judas entregó a Jesús y poco me falta para decir: "¡No jodas Judas!", pero por otro lado pienso pobre Judas, fue tanta su desesperación después de entregarlo que no pudo esperar a recibir la Misericordia Divina, estoy segura que Papá Dios lo hubiera perdonado, alguien tenía que hacer el trabajo sucio y le tocó a él.

Pero, si Judas no lo hubiera entregado, no nos habría salvado Jesús, no habría muerto por nosotros, o tal vez sí, pero definitivamente alguien lo tenía que entregar para que se cumpliera la Redención.

Y volviendo al tema del amor, hay otra cosa que se convierte para mí en un ingrediente esencial: el contacto físico, pero de eso hablaré en otra ocasión.

Por lo pronto dejo besos de corazón.
[General ] 10 Octubre, 2006 15:32
Ojos Verdes Quiero mirarme en esos dulces ojos verdes,
en esos ojos que sin querer tras tus gafas ocultas,
quiero mirarme en tus ojos y saberme parte de ti
quiero mirarme en tus ojos y darme cuenta
de cómo me ves tú, y darme cuenta
de quién soy yo para ti



Quiero mirarme en tus ojos y perderme,
Perderme en lo infinito de ese color,
De ese color que los llena de luz,
que los llena de vida,
pero más aún quiero perderme en tus ojos
y quiero mirarme en tus ojos,
porque mirando tus ojos puedo mirar tu corazón,
mirando tus ojos puedo mirar tu alma,
y a través de tus ojos puedo sentir,
todo el amor y todo el cariño
que albergas en tu interior.

Quiero mirarme en tus ojos,
Quiero quedarme en tus ojos,
Quiero ser parte de ti.


[General ] 06 Octubre, 2006 21:32
- Hola soy Mario y estoy enamorado… creo
- Hola Mario (en coro)
- Dinos Mario, ¿qué te hace pensar que estás enamorado? Y además, ¿por qué lo dudas?

Bueno, verán… todo comenzó un día en que llegué al trabajo, ya saben, el trabajo de oficinista normalmente es bastante tedioso, monótono, mecánico… para algunos resultará tal vez aburrido, pero yo soy feliz cuando puedo sentir que todo está bajo control, pero no venía a hablarles de mi trabajo… disculpen, es que el estado en que me encuentro, definitivamente no puedo mantenerlo bajo control.

En fin, como les iba diciendo, ese día algo cambió, algo se salió de lo normal, algo simplemente cautivó mi mirada, y no era precisamente el monitor de mi computadora, sino algo que estaba detrás, algo que emitía una luz propia… alcé los ojos y la encontré, desde entonces cada día que llego a mi oficina, no hago más que buscarla vehementemente, no puedo pasar el día sin verla, siento que me ahogo de pensar que algún día no estará en el mismo sitio donde siempre la encuentro.

Es por eso que digo que estoy enamorado, de verla me palpita el corazón, pero al mismo tiempo me lleno de temor, es un sentimiento tan desconocido y al mismo tiempo tan apasionante. Por eso dudo, por eso temo… ¿qué pasará el día que no pueda volver a verla? ¿Qué pasará si un día simplemente se aleja de mí? ¿qué pasará si me cambio de oficina? Son tantas mis incertidumbres, tantas mis interrogantes, que lo menos que deseo es que ella se entere de estos sentimientos encontrados.

Dudo de mi enamoramiento porque dudo de su correspondencia, no… no es que nos mandemos cartas, aunque pensándolo bien no estaría nada mal cartearnos… pero no, no es de esto de lo que hablo, hablo más bien de que no puedo tener la certeza de que ella sepa al menos de mi existencia. ¿Será posible entonces decir que estoy enamorado, si ella no sabe nada de mí? Yo la miro diario, la miro y siento mil mariposas en el estómago, la miro y me lleno de calor por dentro. ¡Oh! No, no, no, no me miren así, no soy un calenturiento cualquiera, no me ha cruzado por la cabeza esto que están ustedes pensando, ustedes son muy duros para juzgar, se les ve en el rostro.

Quisiera decirle a ella lo mucho que la quiero, lo mucho que la añoro cuando no la veo, quisiera tener el coraje de desnudar mi corazón ante sus ojos y decirle: no sé cómo le has hecho para calar tan hondo... pero me encanta sentirme contigo, sentirte conmigo; pero soy un cobarde, lo sé… nunca antes me he dado la oportunidad de enamorarme y ahora que siento que por fin nace en mí el sentimiento, me topo con pared… Literalmente me topo con pared y saben ustedes ¿por qué? Pues porque justo ella es una… mejor no les digo, no diré más.

Lo siento, lo siento en verdad, no pretendía perturbar sus mentes, no pretendía encoger sus corazones, yo sólo necesitaba desahogarme y creo que lo hice, pero ella jamás sabrá todo lo que mi corazón ha hablado esta noche, ella jamás sabrá… porque ella es… (si quieres saber quién es ella… presiona aquí)