[General ] 12 Febrero, 2007 17:26
Hoy me pasó algo muy extraño, hablaba con un amigo a quien tengo relativamente poco tiempo de conocer, comenzamos a jugar con palabras como es nuestra costumbre, cuando de pronto me soltó un: “me gustas”

Prometo que lo primero que pasó por mi mente fue una gran emoción, una emoción que hizo que los ojos se me llenaran de lágrimas. Hacía tantos años que no escuchaba algo parecido que me estremecí.

Después hablamos de manera más racional, sin dejarnos llevar ya por la emoción del momento, apreciamos mucho nuestra amistad, creemos de hecho que una amistad puede ser más grande que un amor de pareja, la distancia es tanta entre los dos que hemos decidido de común acuerdo apostar por la amistad, lo que no significa que las cosas cambiarán ni mucho menos, seguiremos charlando, compartiendo, haciéndonos mutuamente felices, cada uno desde su lado del mundo, desde el teclado de su ordenador.

Hoy quiero compartirles esto porque mi corazón sigue vibrando de emoción, y aunque ya no hay lágrimas en mis ojos, siempre recordaré este día en que un amigo me ha hecho inmensamente feliz.

Gracias E. L. por existir.

[General ] 08 Febrero, 2007 18:49
Fragilidad Si todos sabemos que el tiempo es un recurso no renovable, no entiendo la manía que tenemos de hacernos perder el tiempo.

Escribo esto mientras han pasado 25 minutos de que me convocaron a una cita y aún no veo claro. Me dicen que la persona que me citó está en junta, que me atenderá otra persona pero que en este momento se encuentra ocupada... simplemente no entiendo.

Siempre he dicho que hay que valorar el presente, disfrutar cada instante de nuestra vida, pero ¡no hay derecho! Nadie debería disponer de nuestro tiempo a su antojo...

Estoy molesta, es imposible no estarlo ante semejante displicencia.

Menos mal que siempre cargo mis instrumentos de escritura, de otra forma, creo que ya me estaría picando los ojos.

Si bien es cierto que la paciencia es una de mis virtudes, también es cierto que esto no es cuestión de paciencia, sino más bien una cuestión de poder y control, pero bueno, eso me pasa por intentar buscarme la vida, por intentar mejorar en la escala laborarl, por estar faltando al trabajo que ya tengo en busca de obtener un trabajo mejor.

Paradojas de la vida, pero aún esto hay que vivirlo y "disfrutarlo" hasta donde se pueda... que tampoco se trata de ser masoquista.