Búhos 

Hace mucho que no escribo por aquí, creo que mis letras se habían extraviado, al igual que mi inspiración, pero hoy por alguna razón vuelven, ¿será que ahora me apetece confesar que soy feliz?

No, no he tomado ninguna droga. No es que me haga fuera de la realidad. No estoy más chiflada que de costumbre, es sólo que desde hace poco más de 5 años aprendí que el amor existe, que vive en mí, pero también que merecía encontrar a alguien que me amara, y lo encontré.

Es tan hermoso darse cuenta de que realmente hay mucho más para uno mismo cuando es capaz de compartir(se) con el otro, que difícilmente cambiaría este sentimiento y esta sensación de plenitud por nada más.

Sé que en otras ocasiones he manifestado estar enamorada, y lo sigo estando, de la misma persona... lo único que ha cambiado es la magnitud de este sentimiento, que más que sentimentalismo y corazoncitos voladores es un estado de vida, y si me apuran un poco hasta un estado civil.

Imaginen qué lindo sería que al preguntarte tu estado civil simplemente pudieras decir: ENAMORAD@, simplemente fascinante.

Sólo vine a decirles eso, que amo y me aman, que soy feliz y afortunada y que de no haber sido por Papá Dios quien me creó y me dio esta hermosa vida, no habría sido yo capaz de experimentar el amor.

Les deseo un amor tan grande y tan maravilloso como el que he encontrado yo.