Playa Un nuevo día, un nuevo mes, una nueva oportunidad de sonreír, de amar, de darse a los demás.

Hoy comienza agosto, un mes muy caluroso en el hemisferio norte, un mes en el que se antoja ir a la playa o a la alberca y estar todo el día descansando en una continua vacación.

Yo no estoy de vacaciones ni mucho menos, sólo estoy feliz porque como he dicho en otras ocasiones cada día que tenemos de vida son 24 horas para amar.

Abrazos y hasta la próxima