Estaba recordando la primera vez que nos vimos, estabas esperándome impaciente en la estación de autobuses, cuando llegué con una maleta en cada mano, estabas de espaldas, en realidad te vi desde antes de bajarme y debo decir que el corazón me dio un vuelco tremendo al tenerte frente a mí por vez primera.

Al llegar junto a ti, tiré las maletas al piso, y te abracé con fuerza, tenía tantísimas ganas de abrazarte que simplemente lo hice, me fascinó sentirte entre mis brazos, después tomamos un taxi, ya habías reservado un bonito lugar donde nos quedaríamos esa primera vez.

Pusimos las maletas en el piso y me senté en la cama, y te atraje hacia mí para que tú también te sentaras conmigo, ahí juntos por primera vez, nos recostamos, y sin apenas darnos cuenta nuestros labios se unieron por vez primera, hasta ahora no puedo decir quién besó a quien primero, más bien creo que fue algo simultáneo, y debo añadir hermoso.

Después de ese han seguido muchos más, y lo que nos faltan mi vida, estoy feliz de tenerte a mi lado, ha sido la mejor parte de mi vida la que he compartido contigo, y sólo le pido a Dios que nos dé mucha más vida para seguirla compartiendo y hacer que siga creciendo nuestro amor.

Teamo con todo mi corazón...

Tu Mujer